20.4.11

Capítulo 8. Parte 3.

A cada minuto que pasaba entendía aún menos lo que estaba pasando. Niní y aquella chica me habían desconcertado por completo. Después de lo que había pasado con Laurent, a él no le importaba besarse al día siguiente con mi prima. Y Frank… a Frank sí que no le entendía; ayer parecía tan reacio a encontrarse con aquella chica y hoy veo que están juntos… en su casa… ¿Qué clase de relación tenían? ¿Amor-odio?

La noche tardó más en llegar que de costumbre. Aquel día se me había hecho eterno… No había parado de llover. Había veces que me gustaba mirar por la ventana mientras llovía y taparme por todos lados con la manta que siempre tenía en el sofá; pero aquel día la lluvia me deprimía aún más. Me hacía pensar demasiado. Incluso me daban ganas de llorar por no comprender aquella situación.

Escuché una puerta cerrarse fuera de mi apartamento a pesar de que la lluvia caía con fuerza. Me tapé aún más y me hice un ovillo en el sofá. Definitivamente, aquel día había sido uno de los peores desde que llegué a aquel pueblo. Ya había tenido situaciones comprometidas con Laurent, pero las había solucionado. Pero ahora no tenía ganas ni de hablar con él.
Sonó en timbre de la puerta, una vez más en aquel frío día. Me destapé y me adecenté un poco la ropa. Me daba vergüenza hasta abrir la puerta con las pintas que llevaba; no recordaba ni haberme peinado, aunque tampoco me había hecho mucha falta.
-Hoy no sales por lo que veo, ¿no?
La voz de Frank me hizo sonreír.
-¿Dónde voy a ir…?-le respondí.
No sabía por qué venía ahora, quizás Helen se había marchado ya y querría compañía en una fría noche de invierno. Levanté la mirada con vergüenza. Tenía dibujada una media sonrisa en su rostro mientras me miraba con dulzura; no le entendía, ¿por qué me miraba así?
-¿Quieres que cenemos juntos?
Su pregunta me dejó paralizada. Empecé a ponerme nerviosa. ¿Por qué hoy? Había días en los que no me pasaba absolutamente NADA y hoy venía todo junto. ¿No podían estar los hechos un poco más compensados?
Frank seguía mirándome, esperando una respuesta en el pasillo del pequeño edificio.
-Si no quieres…-murmuró.
-No, no…-apresuré a decir.- Sí que quiero. Pero… Es que hoy domingo, aquí no hay ningún sitio donde podamos ir…
-Tranquila, cenamos en mi casa si no te importa…- volvió a sonreírme de nuevo.
Seguía sintiendo mi corazón latir rápidamente.
-Pues déjame al menos que me de una ducha y… ahora te llamo…
Asintió, dio media vuelta y cerré. Inspire profundamente. Frank siempre me hacía poner nerviosa…

1 comentario:

  1. OSTIA !!
    1... que cortoo joer. :(
    2... quien es esa chica.. ¬¬ una ex.. o un familiar ?? danos pistas xfii !!
    3... me encanta frank aunque laurent es mas impulsivo ii dios me pone peroo frank es tan dulce ii romantico off.. :$
    aver qepasara qe pasara.. jaja escribee PRONTO !! unn besiitoo uapaa !!

    ResponderEliminar